Riotorto

Riotorto es un pueblo del que podemos destacar como interesante para la visita, sus paisajes, ríos y valles impresionantes, y sus talleres de “ferreiros”, en los que además de ver cómo se fabrican cuchillos, navajas, y otras herramientas para el campo, podremos comprar alguna de estas piezas, que, por su calidad de corte la tendremos en casa siempre a mano, recordando Riotorto cada vez que cortemos algo con el cuchillo en cuestión. Sin olvidarnos de llevar una tarta de Riotorto… pecado de tarta!!

Hórreo o Panera en Riotorto

Hórreo o Panera en Riotorto

Otros lugares a visitar:
http://www.mesonomazo.com/

Y como no de los mejores fereiros

Blog: http://www.mafartesania.com

Info completa: http://www.concelloderiotorto.gal

Ferrería de Mazonovo

Ferrería de Mazonovo

Un poco de historia:

El hombre prehistórico se asentó en esta comarca en torno al Río Eo, dedicándose a la pesca y a la caza en las fragas de las montañas. Entre los pueblos prerromanos que habitaron estas tierras destacan los albiones, pueblo que dominaba buena parte del nordeste lucense hasta el Río Navia.

De la época castreña es el castro da Coroa o Croa. Se trata de un pequeño castro donde, a pesar de la invasión de la vegetación, se pueden apreciar restos de muros y defensas.

La pieza más notable es el brazal de Riotorto, pieza de filiación castreña conservada hoy en día en el Museo Provincial de Lugo. Considerado tradicionalmente como brazal debido a su enroscamiento para adecuarlo al brazo. Se fecha entre los siglos III y I a.C., teniendo un peso de 111,5 gramos y un diámetro de 8,9 cm.
Existe un camino que se denomina “Ruta de los monjes celtas”, que parte desde Bretoña hasta el límite con Santalla y Vilaseca en la llamada “Pedra Chantada”, que sigue hacia el mar, y que sería el camino que siguieron los bretones desde el mar hasta llega a Bretoña. Los suevos hicieron correrías por la zona como paso también hacia el mar, y los árabes, a través de la tribu de los bereberes ocuparon los lugares más estratégicos, pero su permanencia fue muy escasa y corta.

En los siglos IX, X y XI penetraron los godos, huyendo de los musulmanes, y colonizaron las tierras que estaban yermas. De esta época parece ser la pila bautismal de la iglesia de Órrea.

En la época medieval estas tierras estuvieron vinculadas al Obispado de Mondoñedo y al monasterio de Meira, además existen restos de tallas como la Vires románica de la capilla de San Bernabé y San Roque de Espasande de Arriba (Meilán), que nos lleva al siglo XII, a la de San Pedro de la capilla de San Pedro de Folgueirúa (Galegos) o a la de Santa Ana de la capilla del Vilar de Santiago (A Moxoeira), fechada en el siglo XIII.
Parte del territorio del municipio formaba parte de uno de los ramales del Camino de Santiago que venía de Asturias y pasaba por la parroquia de Órrea hasta llegar al monasterio cisterciense de Meira.

 

En Galegos conocemos la existencia de un hospital por un documento de aforamiento del año 1431 desde monasterio.

La Edad Moderna
Los siglos XVI y XVII se caracterizan industrialmente por el impulso de mazos y ferrerías, y la consiguiente actividad minera, apareciendo contratos de saca de vena.

El siglo SXVII se caracteriza por la introducción del maíz en la provincia de Mondoñedo y en la primera mitad de este siglo se introduce el cultivo de la patata en el norte del territorio lugués.

Mas información en: