Faro de Illa Pancha Ribadeo

Uno de los 20 más bonitos de #España #Galicia #GaliciaMola

 

Un islote al Oeste de la desembocadura de la Ría de Ribadeo es el responsable de anunciar con su faro la entrada al estuario a los barcos que navegan por el Cantábrico, anunciándoles, puerto, abrigo, y servicios.

Coordenadas: 43º33’23″N,07º02’30″O

Localización geográfica Isla Pancha

Localización municipal Ribadeo, Provincia de Lugo

Construcción 18601983

Código internacional D-1660

Descripción Torre circular

Altura sobre el nivel del mar 28 metros

Altura sobre el terreno 13 metros

Características Gp D (3+1) B 20s

Período 0.5+<2.0>+0.5+<2.0>+0.5+<7.0>+0.5+<7.0>=20

Alcance 21 millas náuticas

Planeado como una luz de tercer orden destinada a iluminar la entrada al puerto de Ribadeo, este faro se inauguró el 30 de diciembre de 1859. El proyecto del ingeniero Marcelo Sánchez Movellán idó una luz simétrica, con la torre encajada en el centro de un edificio cuadrado para así protegerla de los temporales. Como faro de isla, y por la categoría de su luz, debía estar atendido por dos torreros; con todo, para economizar en el servicio y suprimir un encargado, se decidió construir un puente de unión con tierra. En el último tercio del siglo XX se construyó un segundo faro en la isla, quedando sin uso el viejo.

Ahora resucita este precoso edificio como Apartamento Turístico, el primero de España hecho en faro.

 

Nuestra ría

La ría de Ribadeo es una pequeña ría del norte de España que se encuentra en la costa cantábrica, en el límite entre Galicia y el Principado de Asturias. Se forma en la desembocadura del río Eo, y tiene 10 km de longitud y una anchura prácticamente constante de 800 metros. La ría se estrecha hasta los 600 metros cerca de la boca, punto que se aprovechó para construir un puente que la salva. Más afuera se ensancha hasta los 1200 metros en la ensenada de Arnao. En la margen asturiana tiene un entrante de aproximadamente 1 kilómetro: la ensenada de la Linera.

También desembocan en la ría, el río Suarón y el río Grande, en la margen gallega, y el arroyo del Esquilo, en la asturiana, en la ensenada de la Linera, en el lugar de Berbesa.

Mazo de Meredo

El Mazo de Meredo, también conocido como Mazo de Suarón, en la parroquia de Meredo, en el municipio de Vegadeo, en el Principado de Asturias, es un conjunto etnográfico enclavado en un área recreativa, que permite contemplar la tradición del aprovechamiento del agua como fuente de energía. Se encuentra a unos treinta kilómetros de Casa Quitapenas, en la orilla izquierda del río Suarón, coincidiendo con el tramo medio de su curso. El conjunto alberga el propio mazo, un molino harinero y una piedra de afilar, todo ello movido por las fuerzas de las aguas desviadas del río Suarón desde su espectacular presa de derivación.

Aunque no se tiene constancia exacta de la datación de su construcción, se puede afirmar que el mazo existía en el siglo XVIII. No puede perderse de vista que el río Suarón, que es la razón del nombre de esta comarca durante la Alta Edad Media, albergó un gran número de centros ligados a la metalurgia tradicional del hierro y a la elaboración de productos derivados, sobre todo herramientas, tanto para el campo, como para las minas.

¿Qué es un mazo?

Un mazo es el conjunto que está formado, tanto por la máquina de batir el hierro, como por el edificio que lo alberga; por su parte, el complejo hidráulico está compuesto por una pequeña presa o “Tarula”, que desvía el agua del río para terminar embalsada en un estanque o “Banzao”, cuando se libera el agua almacenada, se crea la energía necesaria para mover el mazo. La energía por un lado acciona el movimiento en las palas, que hace trabajar al martillo de la herrería, el cual pesa una dos toneladas. Pero además, se produce una corriente de aire a presión que es empleada, siguiendo el efecto Venturi, para avivar las brasas de la fragua, consiguiendo de este modo la temperatura necesaria para dejar el hierro incandescente en pocos minutos. El agua cae junto con el aire en un recipiente, al ser más pesada el agua se acumula en el fondo, empujando el aire hacia unos conductos que lo llevan hasta la fragua, a la que aporta oxígeno utilizado en la combustión, lo cual hace avivar la llama.

En este mazo, el agua del depósito se utiliza también para mover un molino de trigo, el cual se encuentra situado en un edificio anexo a la herrería, de manera que se consigue una energía hidromecánica de gran potencia, que es renovable y ecológica. El agua acaba en circuito volviendo al cauce del río del que proviene, sin haber sufrido contaminación alguna.

¿Quieres conocer la Ruta de la Cascada Seimeira?

El recorrido comienza en el área recreativa de Pumares (Santa Eulalia de Oscos), donde se toma un camino que atraviesa la carretera y que se dirige hacia las casas de enfrente.

Desde este punto el camino se transforma en una senda guardada por paredes cubiertas de musgos y plantas y comienza así un paisaje plácido donde el río Agüeira nos acompaña a nuestra izquierda, disfrutando de un paisaje de prados cerrados por muros de piedra, característicos de esta zona de Asturias, y bosques de castaños, robles y alisos.

El camino asciende, convirtiéndose en una senda que se aleja y acerca alternativamente del curso del río, hasta alcanzar el pueblo de Ancadeira, actualmente deshabitado. Lo atravesamos para retomar la senda a orillas del Agüeira, pasando un puente de cemento que no cruzaremos.

Siguiendo en todo momento el curso del río, subimos por una corta pero fuerte pendiente, y una vez en lo alto se verá la cascada de Seimeira de Murias. La senda, que se va estrechando progresivamente, nos lleva a pie de salto de agua, con una altura de unos 20 metros.

La vuelta la realizamos por el mismo camino.

Más información:

https://www.turismoasturias.es/descubre/naturaleza/rutas/senderismo/ruta-de-la-cascada-seimeira#

El actor Mario Casas rodará en marzo en el Occidente astur escenas de su próxima película “Bajo la piel del lobo”

La Reserva de la Biosfera del Río Eo, Oscos y Tierras de Burón, donde se encuentra Casa Quitapenas, y en concreto el Occidente asturiano  volverá a ser noticia en medios de comunicación de todo el país. El pasado mes de noviembre, los reyes Don Felipe y Doña Letizia visitaron Los Oscos para entregar el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias. Fue todo un revulsivo publicitario en todo el país, algo que volverá a suceder en pocas semanas. El conocido actor Mario Casas será el protagonista de Bajo la piel del lobo, una película en la que se rodarán un buen número de escenas en diferentes concejos de esta comarca.

En principio, el film del asturiano Samu Fuentes tiene previsto grabar en Pesoz, Grandas de Salime, Taramundi, Villayón y en varios lugares de la Comarca de Los Oscos, localidades muy cercanas a nuestra Vivienda Turística Casa Quitapenas.

El rodaje comienza estos días en Huesca, pero no será hasta finales del mes de marzo cuando los actores y el equipo técnico se desplacen al Occidente astur. Concretamente, el rodaje será entre el 20 y el 31 de marzo. La expectación es máxima, sobre todo por la presencia de uno de los actores de moda en el panorama español.

Mario Casas será el protagonista de un drama romántico que narrará la historia de un hombre solitario que reside en un pueblo remoto de las montañas. Su único contacto con la civilización tiene lugar en primavera, cuando desciende al valle para vender pieles de animales que caza. La trama del film se anima cuando aparece una mujer que desestabiliza toda su vida.

Para el rodaje ya han pedido ayuda de los vecinos de la zona. El pasado 7 de febrero, la Casa de Cultura de Santa Eulalia de Oscos acogió un casting para participar en la película como figurante. En el anuncio, se pidieron personas de todos los perfiles y edades, desde niños a ancianos.

La noticia ha causado sorpresa entre los vecinos, pero también mucha ilusión. Serán decenas los extras que trabajaran en una película que se confía conlleve una notable promoción turística para la comarca vecina de A Mariña lucense.

A Chocolateira

Documental que trata del ferrocarril minero que unió Villaodrid (Hoy Pontenova) con Ribadeo, para llevar a este puerto el mineral de hierro extraído en las minas. Se inauguró en 1903 y se cerro en 1964. Llevó gran riqueza a la entonces muy atrasada zona de la Comarca del Eo. Sus gentes siguen a día de hoy añorando el tren.