“Hemos pasado este fin de semana en este maravilloso refugio. Salvador, el dueño, pendiente de nosotros pues pillamos todo el temporal. El pobre estaba preocupado, pero nosotros íbamos a descansar y es el sitio idóneo.
Los alrededores son maravillosos, hay muchos sitios por donde caminar y poder ver la fauna del lugar. Además nos gusta la fotografía por lo que el sitio también es fantástico. La casa tiene de todo, está muy limpia y no falta de nada. Sé que Salvador siempre está mejorándola. Solo os puedo decir que cuando veáis la casita de las ventanas azules, no lo dudéis, llamar rápidamente , antes de que alguien se os adelante
Un beso muy grande Salvador, repetiremos”

Rous Fdez.

“Una auténtica gozada de casa-refugio. Tranquilidad, calor de hogar y un gran trato es lo que nos inspira esta experiencia que hemos vivido en la casa refugio. Una casa acogedora que incluye todo tipo de comodidades,rodeada de un precioso paisaje ideal para descansar y disfrutar.
Salvador, el dueño, atento en todo momento, dándote todo tipo de facilidades y consejos sobre qué visitar o donde comer.
¡¡¡Sin duda repetiremos!!!”

Sergio C.